18/03/2019

Una gestión adecuada del alimento puede reducir el precio de coste

Como ganadero le interesa conocer el precio de coste de un litro de leche. Si tenemos en cuenta que los gastos del alimento determinan nada menos que entre un 30 y un 40 % de ese precio de coste, no cabe duda de que hay que ser crítico hasta en el más mínimo detalle. Además, a menudo hay muchas cosas que mejorar, incluso aunque alimente a su ganado con la máxima precisión. La palabra mágica es «control». Si sabe exactamente qué alimento proporciona y puede ofrecer la misma ración cada día, puede adaptarse y comprar el alimento de forma más precisa. Pero, ¿cómo puede conseguir ese control?, y lo que es más importante, ¿cómo puede mantenerlo? Un buen programa de gestión de la alimentación es imprescindible. 

Los programas de gestión de la alimentación no hacen más que comparar la ración determinada y programada de antemano con lo que realmente se ha ofrecido al animal. Con estos datos, el ganadero puede ver exactamente cuáles son las diferencias y dónde se puede mejorar. Verá cuáles son los gastos del forraje y del pienso compuesto con respecto al rendimiento. Con estos datos, tendrá la posibilidad de adaptar la ración y alimentar a sus animales de forma más precisa. Por ejemplo, puede llegar a ahorrar más de un 4 % de los gastos de alimentación diarios. 

Si sabe qué cantidad exacta de cada componente debe ofrecer para conseguir un resultado determinado, podrá actuar de forma precisa. Cuanto más amplio sea el programa de gestión de la alimentación, mejor podrá adaptar el proceso de alimentación y mayor control tendrá sobre los gastos. Existe un programa de gestión de la alimentación «Basic» que facilita la programación de la ración y que ofrece dos informes importantes. Por ejemplo, indica cuál es la ingesta de materia seca por vaca, un resumen de la ración programada, y la cantidad de alimento cargado realmente, de modo que puede verse de un solo vistazo la precisión de carga. 

También hay programas de gestión de la alimentación más completos que ofrecen una gran cantidad de información muy útil. No solo sobre las raciones, la ingesta de materia seca y la precisión de carga, sino que también se puede realizar un seguimiento de la cantidad de restos y de existencias de forraje y pienso compuesto en función de las raciones proporcionadas. El programa ofrece informes gráficos muy claros donde se pueden ver los gastos en alimento y las medias a lo largo de un periodo determinado. Además, algunos programas de gestión de la alimentación se pueden vincular a otros sistemas de gestión empresarial. En ese caso, los datos del alimento se pueden vincular, por ejemplo, con la producción de leche y de este modo determinar fácilmente la eficiencia alimenticia. En resumen, se da respuesta a una de las preguntas más importantes: «¿cuál es el rendimiento?». 

Los datos que se recaban gracias al sistema de gestión de la alimentación se pueden utilizar para influir en los resultados de la empresa. Estos datos permiten controlar la alimentación y la producción, lo cual significa que puede controlar la eficiencia de su empresa y aprovechar el alimento de la forma más eficaz posible. 

Fuente: Folleto TMR Tracker de Digistar